logo-tratamientos-fertilidad
 
Inicio
Introducción
Historia
La Tecnología invivo
Embrioscopia
IMSI
Fecundación invivo
Fecundación invitro
Edad y Fertilidad

Medicación

- Ovitrelle
- Menopur
- GONAL-F
- HCG-Lepori
- Procrin
- Puregon

Diagnóstico Infertilidad
La fertilidad
- Factores en contra de la Fertilidad
Congelación de óvulos
- Congelación de semen 
Donantes de óvulos Semen y embriones
- Donación de óvulos
- Clonación de óvulos
- Bancos de óvulos
- Donación de semen
- Bancos de semen
- Donación Embriones
Biopsia testicular
Los espermatozoides
Esterilidad_Infertilidad
Costes aproximados
Enfermedades y Fertilidad
Centros - Enlaces de Reproducción asistida
Leyes y normativa
Madres de alquiler
Noticias 1 - 2 - 3 - 4
Libros de Fertilidad
Eventos
ESHRE
Contacto
Foro
Diccionario Tematico
 
anecova
anacer
ceres
 
Sociedad Española de fertilidad
 
 

Reproducción asistida. Donantes de óvulos y Semen

 

Precauciones antes de recurrir a un tercero. Donaciones de semen, óvulos y embriones.

Si bien las familias constituidas con la intervención de terceras personas pueden ser tan felices como las familias tradicionales, los aspectos legales y emocionales relacionados con el uso de óvulos y espermatozoides ajenos a la pareja pueden ser delicados.

La decisión de buscar donantes de ovulos, semen o embriones es difícil porque pone sobre el tapete toda una serie de asuntos emocionales y legales. En general, esta decisión se toma cuando no queda otra salida: uno de los miembros de la familia tiene un problema insoluble de fertilidad, se trata de una persona homosexual o una persona desea tener un hijo sin tener pareja.

En todos estos casos, obviamente, se necesita algún tipo de donante.

Si usted y su pareja deciden utilizar óvulos o espermatozoides donados por un tercero debido a que tienen problemas insolubles de fertilidad, es necesario que reflexionen sobre su pérdida antes de seguir adelante. Como siempre encontrarán espermatozoides u óvulos a su disposición, no conviene apresurarse hasta estar preparados."

Si la pareja decide utilizar óvulos o espermatozoides donados, el niño procreado tendrá vínculos biológicos con uno solo de sus progenitores. ¿Podría suponer un problema si llegan a separarse? ¿Podría uno echar en cara al otro que el niño padezca una enfermedad grave o termine siendo un delincuente? ¿El hecho de que uno de los miembros de la pareja reconozca sus rasgos en el niño y el otro no podría convertirse en fuente de fricciones? Antes de decidirse por la reproducción asistida por terceras personas, se deben sopesar todos estos interrogantes y cualesquiera otros que vayan surgiendo.

 

Antes de emprender un proceso que implique a un tercero en la procreación, ya sea para donar óvulos, embriones o espermatozoides, conviene tomar las siguientes medidas:

Hacerse un examen de conciencia: sólo usted puede intuir qué sentirá si se sirve de óvulos, espermatozoides o embriones ajenos. Más allá de la tierna imagen del bebé, piense en qué implica todo ello e imagine al adolescente y al adulto en que llegará a convertirse ese bebé.

Decidir a quién contárselo: quizá con el tiempo decida contar a su hijo y a otras personas que se sirvió de óvulos o espermatozoides donados. Si no se lo cuenta a nadie, no tendrá que dar explicaciones; pero si debe revelar el secreto, asegúrese de que su confidente sepa guardarlo hasta que sea usted quien decida que ha llegado el momento de hacerlo público.

Dejar todo por escrito: si va a necesitar óvulos, espermatozoides o embriones ajenos, asegúrese de que en la clínica donde se realizará el procedimiento le ofrezcan documentos completos.

Si bien en España los hijos concebidos en esas condiciones reciben el mismo tratamiento legal que los hijos biológicos, siempre es mejor prevenir otros escenarios. Usted puede creer que jamás se separará de su pareja, y quizá eso nunca suceda, pero como puede ocurrir, dejar por escrito sus deseos es tan importante para ustedes como para su hijo

 

Cuando se quiere que alguien conocido sea el donante

En algunos países, la ley permite escoger como donante a un conocido, como un hermano o un amigo cercano. En esos casos se puede usar semen fresco. Pero si la inseminación se realiza en un consultorio médico, probablemente el doctor insistirá en que el donante se haga todos los exámenes necesarios a fin de detectar posibles enfermedades infecciosas.

La tasa de embarazo con semen fresco es más alta que con espermatozoides congelados. No obstante, el donante tendra que practicarse todos los exámenes necesarios para descartar la posibilidad de padecer enfermedades infecciosas. Puede ser preciso esperar seis meses antes de que el semen pueda utilizarse y, en ese caso, habrá que congelarlo.

subir


 

Donantes

La Ley prohíbe taxativamente revelar el destino u origen de las muestras, es decir, va a ser totalmente anónimo para el donante y para la receptora. No podrá conocer la identidad de los niños nacidos por Reproducción Asistida. El anonimato es total. La ley prohíbe expresamente revelar la identidad de los niños nacidos por estas técnicas. Por lo tanto ni las donantes pueden conocer a los niños ni éstos a las donantes.

Se formalizara por escrito un contrato gratuito entre paciente y el centro autorizado. Antes de otorgar su consentimiento, la donante deberá ser informada de los fines y consecuencias del acto.

La ley establece que un mismo donante puede generar un máximo de seis embarazos (Ley 14/2006). Cuando se alcanza dicha cifra, el banco debe proceder a la destrucción del excedente de muestras restantes de dicho donante.

Los datos de los donantes deben custodiarse bajo el más estricto secreto en el banco de datos del centro y de forma encriptada en el Registro Nacional de Donantes de Gametos y Preembriones, que reúne los datos de todos los centros y servicios con autorización administrativa, agregados por comunidades autónomas y reunidos en una base central única nacional, administrada por el Ministerio de Sanidad y Consumo.

La donante deberá tener entre 18 y 35 años, buen estado psicofísico y plena capacidad de obrar.

La donación nunca tendrá carácter lucrativo o comercial. La prestación económica oscila entre los 600 y los 750 euros y solo podrá compensar estrictamente las molestias físicas y los gastos de desplazamiento y laborales que se puedan derivar de la donación, la compensación se entregará a la donante el día de la extracción de los óvulos, después de haber sido dada de alta.

subir


 

La existencia de un registro centralizado con datos comunes entre todos los centros de donantes resulta fundamental para evitar lo que algunos sanitarios han denominado como "la tournée"

Gracias a los bancos de semen, cientos de mujeres son inseminadas con espermatozoides de donantes anónimos. La cuestión es que de un mismo donante pueden producirse muchos embarazos en pacientes diferentes, pudiendo ocasionar que parentescos biológicos se crucen sin que los protagonistas siquiera lo sepan.

Seguir leyendo --- >

subir


 

Los donantes de óvulos y semen podrían ser mejor recompensados

Sanidad prevé mejorar la compensación que reciben en la actualidad los donantes de semen y óvulos. La subida sería equivalente a la del IPC.

 

En la actualidad, las mujeres reciben hasta 900 euros por donación y los hombres 60 por cada muestra de esperma. La intención del ministerio es que las recompensas se actualicen en función de las subidas del IPC. Si finalmente lo aprueban las mujeres pasarían a recibir hasta 968 euros por donación y los hombres 65.

Además, el ministerio ultima un real decreto para crear una base de datos estatal que favorezca el cumplimiento de la Ley de Reproducción Humana Asistida. Esta norma determina que no pueden nacer más de seis niños de un mismo donante. Pero tres años después de su entrada en vigor y sin un registro, la única forma de garantizar que la norma se cumpla es que los donantes informen de su actividad.

Por otro lado, el Registro Nacional de Donantes es una exigencia de la Directiva Europea de Reproducción Asistida –ya recogida en la primera ley de 1986–, y que todavía no se ha implementado. El vocal de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), Juan Antonio García Velasco, cree que es inconcebible que un país como España, que está en la vanguardia mundial en infertilidad, tanto a nivel público como privado, no tenga un registro estatal. Aunque la ley limita el número de descendientes de un único donante, Velasco señala que no se pueden controlar cuántas veces donan o qué se hace con sus gametos en las clínicas. Además, García Velasco añade que los datos de los distintos centros no se comparten.

El real decreto que prepara Sanidad también pretende fijar los criterios de elección de los donantes, como la edad límite. La ley sólo establece que deben ser mayores de edad. El tope depende de cada clínica. Para los donantes de semen, algunas clínicas niegan la donación a hombres mayores de 50 años y otras a los de 35. Para las mujeres, la edad límite suele ser los 35 años, aunque también hay centros que limita la donación a los 29 y 25 años.

Para las mujeres donar óvulos no es tan fácil ya que antes de hacerlo deben tomar hormonas durante un mes para crear más óvulos de lo normal y luego deben someterse a su extracción con anestesia local.

subir

 

 
comentario
 
inserte_aqui_su_publicidad
 
Webs_Amigas
Turismo de bisturi
ico_GreatestHits
ico_GreatestHits Apositos
Vehículo eléctrico Vehículo eléctrico
ico_GreatestHits GYM - Ergometro
   
 
 
x
Uso de Cookies - Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para analisis, contenido personalizado y publicidad. Si continua en esta página web, consideramos que acepta su uso. Más información